La necesidad de los estudios cualitativos para entender las encuestas

Hasta hace poco su nombre no pasaba de ser “el que diga Uribe”. Ahora, a finales de marzo, su nombre propio ha tomado fuerza, se ha multiplicado y estalla como el candidato a vencer en las elecciones presidenciales de Colombia: Iván Duque. O por lo menos eso es lo que dicen las últimas encuestas realizadas por las firmas Yanhaas y Gallup.  Los resultados le dan al candidato el pase a una segunda vuelta con el 40% y el 45,9% de intención de votos, respectivamente. Casi veinte puntos más que Gustavo Petro, quien le sigue, y desmarcándose ampliamente de Sergio Fajardo, el tercer candidato en la contienda según los sondeos, con alrededor del 10%.

Sin embargo, esto no siempre fue así. En enero Duque solo registraba el 6%. Esa fría recepción inicial puede explicarse mediante nuestros datos recopilados en estudios cualitativos realizados en las ciudades de Medellín, Sincelejo, Villavicencio y, especialmente, Bogotá. Duque hasta entonces no pasaba de ser “el que diga Uribe” y el “títere” del expresidente. Literalmente así se referían a él (cuya candidatura por el uribismo se oficializó a inicios del 2018). No despertaba mayores pasiones, ni positiva ni negativamente. Era todavía un misterio para los votantes.

Sin embargo, su partido, el Centro Democrático, no está bien posicionado entre los participantes de nuestros grupos focales (hombres y mujeres de estratos 2 al 4 en las ciudades ya mencionadas que han ejercido su derecho al voto). La mayor parte de ellos se refirieron en términos negativos a esta bancada (corrupción, los mismos de siempre). Por asociación, un grupo de votantes (que explicaremos a continuación) no votaría por Duque debido a los escándalos de su partido.

El panorama de los otros candidatos

Las personas afines a la Alianza Verde no podrían considerar votar por Duque, pues este partido tiene una imagen completamente contraria al Centro Democrático entre los votantes. Y en enero Sergio Fajardo, exalcalde de Medellín y exgobernador de Antioquia, era candidato que lideraba la encuesta con 15%. Gran parte de esta favorabilidad puede explicarse por medio de nuestros resultados cualitativos: la Alianza Verde es un partido político que genera  confianza (lo relacionan con paz, cambio y esperanza). Es un lugar perfecto para alguien como Fajardo, quien para los mismos participantes es un hombre con una imagen positiva.

Sin embargo, ¿entonces por qué su drástica bajada en popularidad? Según algunos analistas, esto puede deberse a que hasta las elecciones legislativas los candidatos no tenían permitido hacer publicidad. Y en esas mismas elecciones legislativas Iván Duque y Gustavo Petro, los dos ganadores de las encuestas luego del 11 de marzo, ganaron sus respectivas consultas. Lo que los resultados de nuestros últimos estudios cualitativos arrojan es que además, al menos en Bogotá, las fake news han calado en los electores y han afectado directamente la imagen de varios candidatos.

Petro, el último de los candidatos en este análisis, es un hombre que genera todo tipo de reacciones. Y quizá por eso su crecimiento de enero a marzo solo fue del 9%. En nuestros estudios cualitativos fue el candidato más discutido. Sin embargo, su imagen positiva es casi tan grande como su negativa: por cada seguidor suyo hay un detractor. Con Petro no existen los puntos intermedios. Sin embargo, según esta encuesta, pasaría a segunda vuelta junto a Iván Duque.

Quizá, como algunos analistas han señalado, puede que los resultados actuales sean producto de las últimas consultas partidistas. Pero lo que queda de manifiesto es que todavía falta mucho trecho por recorrer en esta carrera por la presidencia de Colombia. Y un modo de entender las encuestas (esta y las muchas que hay aún por venir) y las tendencias, más allá de los números, son los estudios cualitativos. Una encuesta le dice a un candidato si está perdiendo o ganando, cuánto terreno tiene a su favor o en contra. Pero un estudio cualitativo explica el por qué: no es una forma de reemplazar los sondeos, sino la manera perfecta para explicar las razones que se esconden detrás de los números.

www.buho.media