Principio 1: Mida todos sus esfuerzos en comunicación y relaciones públicas

 

En el marco del mes de la medición organizado por AMEC, se llevó a cabo la publicación de la segunda versión de los Principios de Barcelona. Como bien lo dice el CEO de AMEC, Barry Leggetter, esta actualización tiene por objeto revisar los principios acordados en 2010 para que reflejen aún más las necesidades de nuestra industria (ver “Principios para una medición efectiva”).

Durante los siete días que siguen y acompañando la celebración del mes de la medición, recorreremos cada uno de los siete principios para que ustedes empiecen a aplicarlos en sus compañías.

El primer principio de 2010 decía “es importante definir objetivos y medirlos”. Este principio dice ahora “La definición de objetivos y sistemas de medición son fundamentales tanto para las comunicaciones como para las relaciones públicas”

Hace cinco años este principio se formuló pensando exclusivamente en los departamentos de relaciones públicas. Los Principios de Barcelona 2.0 llaman la atención por vincular todas las actividades de comunicación que se realicen tanto en gobierno, compañías y marcas globales.

Este principio no sólo resalta la importancia de vincular las comunicaciones en los sistemas de medición, sino en abarcar las comunicaciones en su totalidad. En nuestro artículo “Medición de comunicaciones 360º” decimos lo que esto significa:

“Una estrategia de comunicación consiste en la creación de acciones y escenarios que le permitan a las audiencias tener una experiencia de comunicación de la marca en tres diferentes puntos de contacto: medios pagados (publicidad), medios propios como los canales administrados por la organización y aquellos que ha ganado la marca gracias a su nombre y el patrocinio de terceros”

Visto desde esta manera, los esfuerzos de medición y evaluación de las comunicaciones deben incluir todos los posibles puntos de contacto que tiene la marca con el consumidor. A la final, una estrategia de comunicación se juega su éxito en la capacidad que tiene una marca de relacionarse con sus audiencias, y esto incluye todos los canales que generen ese puente entre la compañía y sus consumidores.