China en el conflicto Ucraniano: Otra cara de un problema geopolítico

Blog Detail Image

Han pasado 2 meses desde el comienzo de la invasión de Rusia a Ucrania.  Desde entonces, esta ha sido una de las principales tendencias internacionales en materia política, económica y comercial.  Este suceso, en el marco de una prolongada tensión entre Rusia y la OTAN, se ha convertido en uno de los hechos más relevantes en los últimos años. Y es importante mencionarlo, pues el mundo apenas se encontraba saliendo de una pandemia que cambió por completo la forma en que vivimos.

Ambos sucesos encuentran un factor común: un actor que juega un papel siempre importante en el contexto internacional debido a su capacidad militar, económica y comercial. Hablamos de China, el gigante asiatico que fue (de una forma u otra) el punto de origen del COVID-19  y del cual, una vez se conocieron las acciones militares rusas en territorio ucraniano, se esperaba con ansias conocer su posición diplomática. 

Panorama de la Conversación: China, un actor importante para Estados Unidos.


Gráfica 1. Distribución de líneas temáticas (LOE)

Ante esta situación y la necesidad de entender mejor las conversaciones que se daban sobre la guerra en Ucrania y el papel que podría jugar China en este tema, el equipo de buho™ Clarity for Leaders activó un análisis centrado en tres líneas narrativas o LOE (Lines of Effort). Las tres líneas son LOE 1:  Acusaciones del gobierno Chino de agresiones de Estados Unidos en Ucrania; Línea 2:  relaciones China y Estados Unidos; y LOE 3. comparaciones de Ucrania con Taiwán.

Con estas LOE se buscaba rastrear de la mejor manera las narrativas de interés.  Pronto se detectó que el principal foco de la conversación se centraba en la LOE 2, que con un 50% fue la más relevante debido a las publicaciones de diferentes usuarios. Ellos hablaban principalmente sobre las relaciones entre estos dos países y las posibles repercusiones de la postura China frente al conflicto. 



Gráfica 2. Distribución de líneas temáticas en el tiempo 

Sin embargo, al analizar la conversación en el tiempo vemos que al comienzo del análisis lo más relevante era como se reflejaba en el gobierno chino las acusaciones de que Estados Unidos era el causante de las agresiones en Ucrania. Esta conversación fue perdiendo relevancia a medida que avanzó el tiempo y lo que se logra observar es que los usuarios se centraron más en debatir las implicaciones de estos sucesos en la relación bilateral. 

Disputa de narrativas: Estados Unidos vs China 


Gráfica 3. Principales tendencias de la conversación

Al revisar las tendencias mejor posicionadas en la conversación, se encontró que los principales matices en este tema, luego del comienzo de la invasión militar rusa a Ucrania, evolucionaron hacia una disputa narrativa en donde se encuentran expresiones como “desinformación”, “ayuda” o “suministros”. Esto se debe a que China acusó al gobierno estadounidense de propagar falsa información respecto a su posición y posible apoyo al gobierno ruso. 

En este punto, surgió la principal pregunta a responder : “¿Cómo se puede configurar una nueva relación entre China y Rusia teniendo a Estados Unidos como adversario común?``.

La LOE 3 del proyecto estaba pensada en empezar a rastrear y responder esta pregunta.

Uno de los retos fue identificar, ante la situación en Ucrania, el  posible fortalecimiento de las relaciones entre Rusia y China, así como sus respectivas posiciones. Y es una reacción anticipada puesto que Rusia ha hecho público su apoyo a la visión política de una sola China.

China y Rusia - narrativas con implicaciones y cubrimiento internacional

Desde el comienzo de la guerra en Ucrania, Rusia ha manifestado que una de las principales razones de la invasión ha sido el factor de seguridad regional. Sin embargo, también incluye un importante factor histórico. Como vimos en la anterior entrada de buho, para Rusia, Ucrania y su territorio son parte de una larga historia común. Historia que para el presidente Vladimir Putin sigue vigente y que en sus aspiraciones es algo a lo que no va a renunciar pronto.

El equipo de buho™ Clarity for Leaders  buscó entender a través de la medición y los datos qué tanto se replicaba esta misma narrativa en el gobierno chino con respecto a Taiwán. 

Las relaciones China-Taiwan son de las más complicadas a nivel internacional. Esto se debe a que, para China, esta región es una extensión de su territorio y por lo tanto Taiwán es una parte de su historia, de su pasado, presente y futuro. Su actual condición como estado independiente no es algo que vayan a aceptar. 

La LOE 3 (comparación de Ucrania con Taiwán) es un aspecto importante dentro del análisis ya que es fundamental entender la extensión de estas narrativas y las posibles implicaciones en las relaciones internacionales.

El punto de partida se da en diferentes momentos y declaraciones del gobierno ruso de Vladimir Putin. Él ha apoyado la política de una sola China, la cual desconoce la legitimidad de Taiwán y afirma que ésta es parte del territorio chino. 

Al revisar el cubrimiento de medios de Europa evidenciamos que, si bien mencionan mínimamente a Taiwán, hay algunos picos importantes. El 23 de febrero,  8 de marzo y 19 de marzo donde se registraron las mayores menciones a posibles efectos o consecuencias para el gobierno taiwanes. 



Gráfica 4. Conversación Chin y Taiwán en medios europeos

En estas fechas se registraron notas de medios importantes como Daily Mail, Financial Times, The Telegraph o The Irish Times los cuales retomaron, no solo la posición de Rusia frente a la política de “una sola China”, sino que también afirmaron que esto generaba un antecedente de seguridad para Taiwán.

Por ejemplo, el periodista  Nicola Smith para The Telegraph retoma que Xi Jinping y el gobierno chinono descartan acciones militares contra Taiwán. De igual forma, menciona que las acciones de su homólogo ruso en Ucrania podrían dar pie para que China proceda a atacar bajo pretextos  nacionalistas. Según Smith, China ha venido aumentando su capacidad militar cerca de Taiwan. Algo que se ve reflejado en la mayor cantidad de  ejercicios militares realizados en las proximidades de la isla.

Ante esto, es importante mencionar que la comparación de Ucrania con Taiwán no  ha sido una conversación predominante del conflicto. Es un aspecto relevante a considerar y que se debe seguir monitoreando de cerca. China, junto con Rusia y los mayores opositores al bloque occiodental en cabeza de Estados Unidos, juega un papel clave a nivel Internacional.  Su opinión pragmática frente a Ucrania le ha beneficiado puesto que no ha condenado la invasión, pero sí ha manifestado su voluntad de enviar ayuda humanitaria y apoyar una solución pacífica.

Lo cierto es que China sigue siendo un actor importante que ha logrado mantener una fuerte cercanía a Rusia, y que al igual que ellos, tiene objetivos nacionalistas. Es por esto que no se debe descartar una posible acción militar para tomar Taiwán por la fuerza. 

A pesar de estas dinámicas, es difícil predecir los siguientes pasos del gobierno chino. 

En medio de este riesgo, Taiwán y Estados Unidos buscarán estar continuamente reevaluando su política de seguridad y el “Acta de Relaciones de Taiwán” que regula las todo entre ambos países. Sin contratiempos, este podrá dar el marco necesario para garantizar el contrapeso a China. 

Cubrimiento del conflicto disminuye pero se mantienen varias preocupaciones de seguridad

 
Gráfica 5. Cubrimiento mediático del conflicto en Ucrania

Como se observa en la gráfica 5, el cubrimiento mediático sobre el conflicto ucraniano ha venido disminuyendo en las últimas semanas. Si bien es un tema importante para entidades como la ONU, OTAN o la Unión Europea, su tendencia en medios ha venido disminuyendo progresivamente. 

Sin  embargo, el conflicto parece lejos de acabar. Ucrania logra resistir la avanzada rusa y otros focos en la región parecen tomar fuerza. Anteriormente hablamos de los riesgos para Taiwán y una posible acción de China aprovechando el precedente ruso. Ahora, en los últimos días, la tensión ha aumentado en Transnistria, una región de Moldavia, caracterizada como prorusa y que tras declaraciones del general ruso Rustam Minnekayev se ha vuelto una nueva preocupación para Occidente.  

Minnekayev  declaró que tomar el control del sur de Ucrania le servirá a Moscú como corredor para ganar acceso a Transnistria. Esto alertó a las autoridades locales y occidentales y de paso evidenció las consecuencias del conflicto ucraniano, que parece estar lejos de finalizar.

¿Qué viene ahora? Panorama futuro del conflicto

Mientras las tropas rusas continúan su avance en Mariupol y toman control de la planta de Azovstal, Zelenski pide ayuda al secretario general de la ONU para evacuar a los civiles y a la Unión Europea de aceptar su candidatura como miembro para junio. Y aunque es poco probable que esto ocurra, si es un termómetro que mide la estrategia geopolítica y su posible impacto en el conflicto. 

La curva de cubrimiento del conflicto nos muestra que en Europa cada vez se habla menos de lo que pasa en Ucrania, por lo que seguir monitoreando y estudiando estas consecuencias y las reacciones de la opinión pública será vital para entender a fondo el conflicto.

Sin embargo, los esfuerzos propagandísticos de Rusia parecen doblarse y reforzar la idea de una posible guerra nuclear. Algo que ha calado en la sociedad rusa y ha despertado incertidumbre sobre las acciones del Kremlin. El diario alemán DW reporta que el periodista ruso y Premio Nobel de la Paz, Dmitri Murátov, denunció la propaganda rusa que aboga por usar armas nucleares en el conflicto de Ucrania y advirtió que supondría "el fin de la humanidad".

El equipo de buho™ seguirá monitoreando este conflicto y la evolución de su incidencia en las actuales dinámicas globales. 

Diego Barriga Agudelo
Experto Senior en Estrategia en buho™ Clarity for Leaders 

¿Que tal te pareció?

Gracias por calificar